Buscar
  • labourosario

Mercado Laboral y Salud en la Tercera Edad

Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario (LaboUR)

Instituto Rosarista para el Estudio del Envejecimiento y la Longevidad (IREEL)

Catalina Latorre-Santos, Profesora, Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud, Universidad del Rosario

Paul Rodríguez-Lesmes, Profesor, Facultad de Economía, Universidad del Rosario

Carolina Vélez, Joven Investigadora, Facultad de Economía, Universidad del Rosario

2019envejecimiento ireel labour
.pdf
Download PDF • 248KB

Los cambios demográficos son de gran importancia porque tienen impacto en la estructura de consumo. Esto cambia la estructura de producción, y se modifica la movilidad laboral y la posibilidad de participación en el mercado laboral. La calidad de vida de los adultos mayores repercute tanto en opciones de desarrollar un envejecimiento activo y productivo. Se hace necesaria una protección para las personas mayores para modificar un desgaste que impacte su calidad de vida (Boersh-Supan, 2001). El envejecimiento activo se define por la OMS, como “…el proceso de optimización de oportunidades de salud, participación y seguridad con el objetivo de mejorar la calidad de vida a medida que las personas envejecen”. (OMS, 2002). La perspectiva de activo, no solo se refiere a capacidad como fuerza de trabajo , sino se extiende a espacios políticos , sociales, económicos. La situación de enfermedad o retiro del trabajo o dependencias funcionales, no implica la que las personas mayores no sigan contribuyendo con sus familias y comunidades (Minsalud, 2015). Un pilar del mantener activas a las poblaciones mayores es generar las condiciones que permitan a la persona trabajar según sus capacidades y preferencias, prevenir o retardar la aparición de discapacidades y enfermedades crónicas, lo cual repercute en los costos individuales, familiares y la provisión de servicios de salud y los esquemas de seguridad social (Rudawska,2010). En países en vía de desarrollo las personas mayores se ven obligadas a trabajar en condiciones generalmente malas y en informalidad. En América Latina cerca del 30% de personas mayores de sesenta años trabaja principalmente por razones de necesidad, enfrentando situaciones de limitaciones económicas, pobre escolaridad, pobre capacidad de ahorro y falta de preparación para nuevos escenarios laborales. (Dulcey, 2015).

En Colombia según la encuesta SABE de 2015, encontró que el 60% de las personas mayores de 60 años trabajan actualmente porque tienen necesidad de dinero, 13% para ayudar a su familia, 9.3% para mantenerse ocupado y 7,5% para sentirse útil. El 58% los hacen en ocupaciones informales de baja calificación, no reciben remuneración o es menos de un salario mínimo legal. Las condiciones de salud, de la población registraron que el 84% tiene más de una condición crónica de salud. Las dos condiciones crónicas de salud que representan mas del 40% son la hipertensión arterial y la presencia de síntomas depresivos, seguidos por condiciones asociadas a discapacidad como problemas visuales y auditivos.

Al revisar los datos de la Encuesta Nacional de Calidad de vida (ENCV) para el 2017 se encuentra que el 32.8% de los adultos mayores de 61 años que no sufren enfermedad crónica[1] se encuentran trabajando y el 17% de los que si sufren alguna enfermedad crónica trabajan. Las personas mayores que no tienen enfermedad crónica el 47% se dedica a oficios del hogar y el 51% que tiene enfermedad crónica está en el hogar. El 17 % de los que tienen enfermedad crónica tienen incapacidad permanente.




Fuente: Cálculos propios con datos de la ENCV 2017


La prevalencia de enfermedades crónicas como enfermedades cardiovasculares y trastornos degenerativos como la demencia y el cáncer, limitan la funcionalidad de los adultos mayores. Las enfermedades crónicas aumentan la incapacidad y generan pérdidas en días trabajados, esto se refleja en mas años de vida pero con menor calidad asociada a discapacidad, relacionada con enfermedades crónicas, baja funcionalidad, exclusión social, depresión , perdida de independencia y pérdida de valoración social (Rudawska,2010). La percepción de salud de las personas mayores de 60 años para Colombia en 2019 fue de un 29, 79% de buena salud para los que estaban trabajando y 18% de mala salud para los que estaban trabajando y las personas dedicadas a oficios del hogar 49,8% tuvieron una percepción de buena salud y 46,6% una percepción de mala salud.



Fuente: Cálculos propios con datos de la ENCV 2017


La transición epidemiológica hacia enfermedades crónicas genera un aumento de la demanda por servicios de salud y sus costos. La demanda por servicios de salud aumenta, Las personas no solo aumentaron su expectativa de vida, sino los gastos en salud en países como Estados Unidos, estos gastos han aumentado a expensas de mayor demanda de servicios, medicamentos, y el hecho que las personas tienen dos o tres condiciones médicas presentes lo que hace complejo su manejo, se estima que el 13% de la población consume el 50% de la atención médica (LaMascus et al 2005). Se estima que el envejecimiento de la población es responsable de alrededor del 18.6% del aumento en la carga total de mortalidad y morbilidad atribuible a las enfermedades crónicas entre 2007 y 2017 (Gakidou et al. 2017). El garantizar acceso y tratamiento oportuno es uno de los requisitos para lograr mejores desenlaces para las enfermedades crónicas.

Basados en lo anterior, podemos decir que si bien las personas de más de 60 años son más proclives a enfermedades crónicas y a sufrir de condiciones que los hace percibir que su salud no es la mejor, esto no les impide hacer parte de la fuerza laboral. Hay dos reflexiones importantes, que se encuentran detrás de estas cifras, a tener en cuenta: (i) algunas personas necesitan trabajar a pesar de sus condiciones de salud y preferirían no hacerlo si contaran con ingresos adicionales, (ii) otras desean trabajar para su estado de salud no se los permite. En el primer caso, es necesario reflexionar en cómo la sociedad puede ayudar a reducir la carga de aquellos para los cuáles su actividad laboral puede ir en detrimento de su salud, en la medida de las posibilidades fiscales y como se garantiza su acceso a servicios de salud. En el segundo caso, la tarea es buscar los medios para facilitar los ambientes laborales de forma que faciliten el acceso a los trabajadores que cuenten con limitaciones físicas, y considerar la flexibilidad en jornadas y lugares de trabajo.

REFERENCIAS

Boersh-Supan, A. Labor Market Effects of Population Aging. NBER Working Paper No. 8640 Issued in December 2001 NBER Program

Dulcey, E. Envejecimiento y Vejez. Categorías conceptos. Fundación Cepsiger para el Desarrollo Humano, Siglo del Hombre Editores - Bogotá - Colombia 2015

Gakidou, E., Afshin, A., Abajobir, A. A., Abate, K. H., Abbafati, C., Abbas, K. M., ... & Abu-Raddad, L. J. (2017). Global, regional, and national comparative risk assessment of 84 behavioural, environmental and occupational, and metabolic risks or clusters of risks, 1990–2016: a systematic analysis for the Global Burden of Disease Study 2016. The Lancet, 390(10100), 1345-1422.

Ministerio de Salud, Política Colombiana de Envejecimiento Humano y Vejez 2015-2024, Bogotá, Agosto, 2015.

Ministerio de Salud, SABE Colombia 2015: Estudio Nacional de Salud, Bienestar y Envejecimiento, 2015

LaMascus A, Bernard M, Barry P, Salerno J, Weiss J. (2005).Bridging the Workforce Gap for Our Aging Society: How to Increase and Improve Knowledge and Training. Report of an Expert Panel. J Am Geriatr Soc 53:343–347

OECD , Work-force ageing, Chapter 4. Ageing working papers. Maintaining Prosperity in an ageing Society: The OECD study on the policy implications of ageing. 1998

OMS. Envejecimiento activo: un marco político. Revista Española de Geriatría y Gerontología, No. 37, Supl 2., 2002

Rudawska, I. Active Ageing and its Impact on Labour Market, Economics & Sociology, Vol. 3, No 1, 2010, pp. 9-24.

[1] En la encuesta la definición de enfermedad crónica es: Enfermedad de larga duración y prolongados tratamientos como: Enfermedades cardiovasculares-hipertensión, asma, bronquitis crónica, gastritis, lupus, cáncer, gota, leucemia, diabetes, etc..

18 vistas

Entradas Recientes

Ver todo